Ricardo Rodríguez Campeón del Internacional de Tenis del Club de Campo de Vigo-ITF Futures Vigo 2013


Rodríguez se consagra en su segunda casa. El tenista venezolano de raíces gallegas alza la Copa Bedriñana tras vencer al alicantino Marc Giner (5-7, 6-1, 6-2) en la final del 73º Torneo Internacional de Tenis del Club de Campo de Vigo.



Era un deseo que no quería compartir en exceso, pero lo cierto es que Ricardo Rodríguez llegaba a Vigo con el único propósito de proclamarse campeón del Torneo Internacional de Tenis del Club de Campo, que el año pasado le dejó una espinita clavada al perder la final contra José Checa-Calvo. Ronda tras ronda, con mayor o menor desgaste, el tenista venezolano, de ascendencia gallega, fue cumpliendo con el guión. Hasta que este sábado pudo por fin levantar los brazos con la Copa Bedriñana entre sus dedos.

Rodríguez, cabeza de serie número 2, venció al alicantino Marc Giner, primer favorito, en tres sets (5-7, 6-2, 6-1) tras dos horas y 23 minutos. El jugador nacido en Caracas, de padre vigués y madre estadounidense, fraguó su triunfo en una estrategia clara, basada en castigar el revés a una mano de su rival, que acabó acusando el desgaste. La constancia, el físico y una buena defensa también resultaron claves para que el nuevo campeón, apoyado por su familia en la grada, se consagrara al fin en su segunda casa acuñando así su nombre en un trofeo que luce los apellidos Nadal, Santana u Orantes, entre otros. El venezolano sumó así su segundo título del año, cuarto de su carrera, lo que le situará este lunes muy cerca de sus mejores registros en el ranking ATP gracias a los 18 puntos que le otorga la victoria.

Ésta, además, se produjo gracias una valiente remontada contra el número 1 del torneo y después de haber dejado escapar un primer set que tenía en la mano. Tras mucho pelearlo,

con diversos breaks y contrabreaks mediada la manga inicial, Rodríguez se plantó con 5-4 a favor. Servía con 40-15 pero desaprovechó las dos ocasiones que tuvo para ponerse por delante. En ese instante, después de varios juegos de intensas hostilidades por mantener el servicio, Giner aún tenía reservado lo mejor de su repertorio. En el momento más crítico del partido, los dos tenistas firmaron los puntos más brillantes hasta entonces, que se decantaron del lado del español. El principal candidato al título no permitió que su adversario asimilara el golpe y, tras mantener su saque, materializó la primera bola de set.

A pesar del varapalo, Rodríguez mantuvo la cabeza fría al principio del segundo parcial y se repuso con sorprendente rapidez. Rompió el segundo servicio de Giner y se prestó a comandar el partido. Desde ese momento, salvo pequeñas excepciones, el dominio fue suyo gracias a que su rival, que durante la semana promedió dos horas de juego por partido, tuvo que bajar la intensidad. Sabedor de que no le podía ocurrir lo mismo, el venezolano peleó la segunda rotura de servicio en cada juego que restaba. Lo rozó por dos veces y a la tercera lo consiguió, para cerrar el set y empezar en el siguiente sacando.

Giner conservó un buen nivel de tenis, pero físicamente iba perdiendo. La falta de frescura se plasmó en la toma de decisiones y pronto recibió otro contratiempo en forma de break. Rodríguez encadenaba ya ocho juegos consecutivos y aún habría tiempo para un noveno, que finalmente resultaría clave. Restando con 2-0, Giner pensó que estaba ante su último tren, así que echó el resto. Coqueteó con la rotura pero enfrente tenía un objetivo irrenunciable, que pesó más. Al alicantino le costó mantenerse en los siguientes servicios, desarbolado por el duro peloteo de su oponente. Se agarró a la pista como pudo, pero no pudo evitar que Rodríguez diera carpetazo al partido al resto, firmando un marcador parcial de 12-3.

Después de caer en cuartos en 2011 y de perder la final de 2012, no había otra opción que la victoria, por lo que al final del partido el jugador nacido en Caracas se mostró “muy feliz” por ganar en la ciudad que vio nacer a su padre y en la que vive gran parte de su familia. A ellos les dedicó unas palabras tras la entrega de trofeos: “Sin vosotros no sería posible”, aseguró. Además, el nuevo campeón del Torneo Internacional del Club de Campo alabó la organización del campeonato mientras “otros torneos ven reducida su calidad” por culpa de la crisis económica. “Pueden estar orgullosos porque éste es uno de los mejores Futures de España”, afirmó. Rodríguez también reconoció el trabajo de Giner, que a su vez felicitó al ganador y manifestó su deseo de participar en la edición de 2014. “Ha sido una semana perfecta en lo organizativo. Es un placer jugar aquí”, apuntó el alicantino.

Enrique Prendes

Gabinete de Comunicación Vigo Clay Classic

Los cuadros se podrán ver en el siguiente enlace:

Otras crónicas enviadas por el Club de Campo de Vigo:

Otros enlaces: