LXXVII Campeonato de Tenis Ciudad de Vigo. IX Homenaje a D. Antonio Santorio

Roberto Rodríguez y Uxía Martínez repiten foto de campeones de Vigo por segundo verano consecutivo en Samil.


Por segundo año consecutivo Roberto Rodríguez (Club de Campo) y Uxía Martínez (CT Coruña) calcaron la foto de vencedores de la ensaladera que el Concello de Vigo, patrocinador principal, dona a los vencedores absolutos del Campeonato de Vigo de tenis, que este verano entraba en su edición número 77.

 

Para el director deportivo del Club de Campo, ha sido este su cuarto título en el trofeo aficionado más antiguo de España tras los conquistados en 2013 (ante Miguel Rivas), 2014 y 2017 (Lolo Santomé). Esta vez le ganó el trofeo a Carlos Rodríguez (Ureca). Para Uxía, el triunfo supone su tercera victoria en fila en la pista dura de Samil, y siempre ante Carla del Barrio (CT Pontevedra).

 

Las finales en el complejo deportivo municipal de Samil, con buena asistencia de público, que nunca falla en la jornada que se deciden los títulos absolutos, se resolvieron por la vía rápida y por idéntico marcador (6-1 y 6-2), aunque permitieron ver algunos buenos intercambios de palos en el enfrentamiento femenino, tres preciosos duelos en la red en la final masculina, curiosamente ganados todos ellos por Carlos Rodríguez, y la palpable demostración de que los campeones se forjan desde la paciencia en el juego y minimizando los errores propios.

 

La final femenina abrió la tarde. Uxía, número 1 del ránking gallego y primera favorita, no dio opciones. Resolvió en 67 minutos y sumó su octava victoria consecutiva en las tres ediciones que ha ganado en el campeonato olívico.

 

Muy centrada, se hizo con la primera manga más fácil que en los dos años anteriores. Y cerró el partido en el segundo set tras ir 1-2 en contra y restando con 40-0. Cinco juegos seguidos, con dos roturas de saque incluidas, la llevaron al tricampeonato, a superar a Diana Martínez (dos títulos seguidos en 2014 y 2015) y a colocarse a tiro de uno de Patricia Vilas, que se impuso en cuatro torneos de forma consecutiva (de 2010 a 2013) aunque acumula varios títulos más.

 

En el choque masculino, Roberto necesitó 55 minutos para hacerse con su octavo triunfo en el tennisquick de Samil en dos ediciones. Rompió el servicio del joven jugador del Ureca en el segundo juego y en nada se colocó 3-0 ante un oponente al que le traicionó su revés casi todo el partido. El choque mereció la pena: Roberto hizo de ojo de halcón en dos bolas dudosas que otorgó a su rival, tuvo tiempo para dar una toalla a las recogepelotas y a soltar un “¡hala!” crítico cuando pifió una cómoda volea de revés en subida a la red. Autocrítica de profesor. 

 

Su rival opuso cierta resistencia en la segunda manga, tras ir de nuevo 3-0 abajo. Ahí rompió el saque de Roberto y ganó el suyo para el 3-2. Pero Rodríguez jugó a fallar poco, a buscar los ángulos y a devolver con paciencia y cayó el 6-2. “En cuartos de final, ante Iago Salvador, fuimos a tres sets (6-3, 5-7 y 6-1) y la rodilla sufrió mucho”, recordaba el tetracampeón de Vigo. El próximo día 17 pasará por el quirófano para que la rodilla derecha pueda permitirle seguir jugando a buen nivel. Por su parte, Carlos Rodríguez sí se hacía con el campeonato vigués en categoría júnior.

 

Después, la entrega de premios en todas las categorías, con Lolo Santomé (Ureca) entre los destacados (ganó el dobles absolutos con Juan Hermida y también el cuadro individual de +35) y con la presencia del concejal de Deportes, Manel Fernández.

 

Crónica de Alberto Ovenza.