LXXIV Torneo Internacional de Tenis del Club de Campo de Vigo


Del 16 al 23 de agosto se celebró en Vigo la LXXIV edición del Torneo Internacional de Tenis del Club de Campo de Vigo. El argentino Martínez se corona en su salto a Europa.




Mateo Nicolás Martínez se convirtió hoy en el ganador del LXXIV Torneo Internacional de Tenis del Club de Campo de Vigo tras superar a Juan Samuel Araúzo de forma aplastante. El argentino batió al español en dos sets (6-3, 6-0) para lograr su primera victoria en un ITF Futures en Europa. Era la primera ocasión en la que el sudamericano disputaba un torneo en España y no dejó pasar la oportunidad para dar el salto que busca en el campo profesional. A sus 20 años, Martínez inscribe su nombre en la Copa Bedriñana que ya han ganado tenistas de la talla de Santana, Orantes y Nadal. Araúzo pagó la sobrecarga de partidos -ayer jugó las semifinales y ganó el dobles junto a Oriol Roca- y nada pudo hacer ante la solidez del nuevo campeón.

Rápido, sólido, consistente y con un tenis preciosista, Martínez arrasó en la final disputada este sábado en la arcilla de Club de Campo. Se preveía un choque igualado, pero la firmeza del argentino y la carga de partidos del aragonés provocaron que el choque fuese un duelo muy desnivelado.

Samuel Araúzo abrió el partido con su saque y logró imponer su derecha, aunque fue un espejismo. La potencia que había demostrado el español durante todo el torneo se fue apagando a medida que transcurrían los partidos y la final de dobles del viernes por la noche, en la que ganó junto a Oriol Roca, fue un factor decisivo para el resultado de la final.

Mateo Nicolás Martínez lo sabía y buscó puntos largos desde la primera bola que se puso en juego. Con un revés a dos manos tan contundente como preciso, fue minando el tenis de su rival y puso distancia en el marcador. Los problemas se acumularon para Araúzo, que cometió dos dobles faltas en el tercer juego y dejó el camino libre para que el sudamericano tomase ventaja suficiente.

Con un 3-1 en contra, el brazo del aragonés se encogió. Su derecha no encontraba las líneas de fondo y tampoco sus dejadas fueron la solución que ya le habían ayudado en rondas anteriores. Martínez apretó con su saque consciente de que tan solo tenía que acertar con su servicio para apuntarse la primera manga.

Así fue, la inseguridad del español le concedió incluso un nuevo break en el noveno juego y el primer set cayó de su lado (6-3). Las 300 personas que llenaban las gradas de la pista central se volcaron entonces con Araúzo. Habían disfrutado durante toda la semana con su juego y comprendieron desde el primer momento que el físico no estaba respondiendo.

Ni el aliento del público sirvió para cambiar el rumbo de la final. La segunda y definitiva manga no tuvo historia. Un “rosco” que evidenció los problemas de uno y la superioridad del otro. Araúzo se entregó a medio camino, lo intentó hasta el cuarto juego, pero en los últimos compases se dejó llevar para perder su cuarta final individual esta misma temporada (Portugal, Lleida, Valldoreix y Vigo).

Por el contrario, el argentino gana su primer torneo en Europa -tan solo había jugado siendo júnior en Turquía- y su segundo del año -Valencia (Venezuela) y Vigo- en busca del salto que busca en el campo profesional.

“Es mi primera victoria en España y espero venir más veces”

Nicolás Martínez se mostró muy satisfecho a la finalización del encuentro, no solo por la victoria en la final sino por el resultado globlal del torneo. “Estoy muy contento, llevo toda la semana trabajando duro para ganar hoy”, señaló. Respecto al rival, asegura que la acumulación de partidos fue su hándicap. “Estuve enfocado todo el partido y él estaba un poco cansado, lo pasó mal físicamente, así que pude aprovechar mis oportunidades”, indicó.

El argentino tiene una potente arma en su golpe de revés y bromeó sobre ello. “El revés es clave en mi juego, pero no lo digamos, no vaya a ser que se enteren”, dijo. Su triunfo puede tener continuidad en las pistas españolas y entre sus planes está participar más en el circuito europeo. “Es mi primera victoria en España, aquí hay jugadores muy competitivos y espero venir a jugar otros torneos a España”, concluyó.
“No podía con el alma”
Por su parte, Samuel Araúzo reconoció que la sobrecarga de partidos le había pasado factura. “He tenido una semana muy dura, con partidos de individual y dobles, hoy no podía con el alma”, admitió. “He llegado hasta donde pude, pero todos tenemos un límite, suerte que pude llegar a la final”, añadió antes de agradecer el trabajo del fisioterapeuta de Vithas durante toda la semana.

No le acompaña la suerte al aragonés este año en el cuadro individual tras perder su cuarta final. “He perdido las cuatro, está claro que no son lo mío, en cambio he tenido más suerte con las de dobles”, recordó.

Entrega de premios

El alcalde, Abel Caballero, y el presidente del Club de Campo, Manuel Sanjurjo, fueron los encargados de entregar la Copa Bedriñana que acredita a Mateo Nicolás Martínez como vencedor del LXXIV Torneo Internacional de Vigo. En el acto dirigido por el director del torneo, Roberto Rodríguez, también estuvieron presentes Manel Fernández, concejal de Deportes, y Ricardo Camiña, directivo de la Federación Gallega de Tenis, además de los representantes de los patrocinadores: Pati Blanco (El Corte Inglés), María Troncoso (Coca-Cola) y Germán González Pazó (Hospital Vithas Nuestra Señora de Fátima).

La próxima edición de 2015 supondrá el 75 aniversario de la competición, la más importante de Galicia y una de las principales de España, por lo que el club vigués ya trabaja para que el próximo año las pistas de arcilla puedan acoger un torneo ATP Challenger.

Enrique Prendes
Gabinete de Comunicación "Vigo Clay Classic"
Club de Campo de Vigo

Enlaces a los cuadros y al cartel:

Estas son las crónicas que nos han enviado desde Club de Campo:

Prensa: